Importante genética en culturismo

image

Los afortunados de la genética: ¿Cómo saber si su cuerpo tiende a aumentar masa y por ende, si Usted puede moldearlo? El tiempo necesario para tener una figura musculada.

¿Cómo quemar grasa y aumentar músculos?

La mayoría de personas busca un programa universal, el cual permita trabajar duro en el relieve y en el aumento de la masa muscular al mismo tiempo. Estas personas hacen muchas repeticiones de cada ejercicio, combinan una dieta exigente y limitante con pesados entrenamientos, pero sin resultado.

Estas personas consideran, que si se entrenan con los programas de Brad Pitt y Ronaldo, obtendrán los mismos resultados que las estrellas de Hollywood. La verdad es que esto no pasará; en esto la genética, en gran medida, determina como cada persona puede cambiar su cuerpo.
Somatotipo al que pertenece

Usted debe entender qué tipo de contextura corporal tiene. Para esto, mida la circunferencia de su muñeca: un ectomorfo tiene muñecas de menos de 17,8 cms, un mesomorfo de 17,8 a 19 cms, un endomorfo tiene una circunferencia superior a los 19 cms (esto para una estatura desde 160 cms).

Usted puede definir esto, incluso sin cinta métrica: intente tomar su muñeca con sus dedos gordo e índice de la otra mano. Un ectomorfo fácilmente podrá unir estos dedos alrededor de su muñeca, un mesomorfo lo hará con cierto trabajo, mientras un endomorfo no podrá hacerlo(1).

Las proporciones y los somatotipos

En lo que se refiere a las medidas corporales, en los ectomorfos las medidas del pecho, cintura y caderas son casi iguales (“H”), los mesomorfos tienen una cintura angosta y la medida del pecho igual o mayor a las caderas (“V” o “X”), en los endomorfos la cintura es más ancha que las caderas y pecho (“O”).

Por supuesto, hay condiciones y excepciones: estas medidas son características de contexturas corporales extremas (sin términos medios); estas definiciones son para personas que no hacen deporte; incluso un delgado ectomorfo puede llegar a ser bastante obeso.

Los afortunados de la genética

La capacidad de cambiar la figura no sólo depende del somatotipo. Aquellos que fácilmente aumentan su volumen muscular, tienen altos niveles de testosterona, bajos de cortisol y alta sensibilidad de los músculos esqueléticos a la insulina y proteínas (P-ratio).

Un bajo nivel de cortisol permite entrenarse por más tiempo, de forma más efectiva y recuperarse más rápido después del ejercicio; la sensibilidad de los tejidos a la insulina influye en el aumento de la masa muscular, de esto último depende directamente si Usted aumentará tejido muscular o graso.

Los somatotipos y el potencial genético

Las investigaciones muestran que el metabolismo de personas con el mismo somatotipo se diferencia sólo en un 7-18%(2). Lo importante es cómo se usa la energía del cuerpo, qué tejido absorbe las calorías (el graso o el muscular), en lo cual la sensibilidad de los tejidos a la insulina juega un papel importante.

En otras palabras se puede decir que el organismo de “los afortunados” no gasta más energía, como muchos consideran. Su organismo convierte más efectivamente las calorías en músculos, mientras en la mayoría de las personas, estas calorías van a la acumulación de grasa.

Programa de entrenamientos intensivos para aumentar el volumen muscular: los fundamentos científicos de su efectividad.

El tiempo para crear volumen

Una persona del promedio puede aumentar en 0,23 kg su masa muscular a la semana (aproximadamente 1 kg al mes) y perder, con dieta, de 0,4 a 0,75 kg semanales(4): si la báscula muestra que Usted ha perdido más peso, significa que Usted está quemando los músculos, no la grasa.

Por estadística, por cada 3 kg de grasa quemados, Usted pierde 1 kg de músculos; sin embargo, “los afortunados” prácticamente no pierden masa muscular: Su metabolismo no se hace más lento mientras adelgazan, su organismo usa la grasa como fuente de energía, lo cual conserva sus músculos intactos.

¿Le servirá a Usted el programa de Bodybuilding?

La mayoría de los deportistas, atletas profesionales y estrellas del deporte son mesomorfos con una genética ideal para el crecimiento de los músculos. Ellos aumentan su volumen muscular rápidamente y su estructura ósea en forma de “V” les da una contextura armónica.

Si Usted busca adelgazar y aumentar el volumen muscular al mismo tiempo, lo más seguro es que Usted no sea uno de “los afortunados”. De lo contrario, Usted incluso no pensaría en eso. Usted no conseguirá resultados siguiendo los consejos de las estrellas, Usted tiene otra contextura corporal.

Los deportistas profesionales se ven así, no porque se ejerciten según programas especiales. Ellos lucen así porque tienen una genética especial y “privilegiada”. Estos programas de los profesionales generalmente son pocos efectivos en personas comunes (con los no “afortunados” de la genética).

Fitseven.net

titanes del musculo

Vitaminas y su importancia

image

Hay muchos tipos de vitaminas que influyen en la salud en general. Cada vitamina tiene su propia función o funciones y un conjunto de beneficios. Sin ellos tendríamos un déficit en el ritmo normal de nuestra fisiología. Una deficiencia de alguna vitamina puede dar lugar a ciertos problemas de salud, no queremos eso por eso buscamos alimentarnos de la mejor manera. Las vitaminas siempre deben de estar incorporadas a la dieta diaria y ser complementadas, de ser necesario. Sin embargo, los suplementos por sí solos no son suficientes, puesto que las vitaminas son mejor absorbidas por el cuerpo cuando se obtienen a través de los alimentos.

En definitiva las vitaminas son un grupo de sustancias que son esenciales para el funcionamiento celular, el crecimiento y el desarrollo normales.

Existen 13 vitaminas esenciales, lo cual significa que son necesarias para que el cuerpo funcione y son las siguientes:

Vitamina AVitamina CVitamina DVitamina EVitamina KVitamina B1 (tiamina)Vitamina B2 (riboflavina)Vitamina B3 (niacina)Ácido pantoténicoBiotinaVitamina B6Vitamina B12Folato (ácido fólico)

Las vitaminas se agrupan en dos categorías:

Vitaminas liposolubles que se almacenan en el tejido graso del cuerpo. Las cuatro vitaminas liposolubles son: A, D, E y K.Existen nueve vitaminas hidrosolubles que el cuerpo las tiene que usar inmediatamente. Cualquier vitamina hidrosoluble sobrante sale del cuerpo a través de la orina. La vitamina B12 es la única vitamina hidrosoluble que puede ser almacenada en el hígado durante muchos años.

Funciones

Cada una de las vitaminas que aparecen a continuación cumple una función importante en el cuerpo. Una deficiencia vitamínica ocurre cuando no se obtiene suficiente cantidad de cierta vitamina y puede causar problemas de salud.

El hecho de no consumir suficiente cantidad de frutas, verduras, legumbres, lentejas, granos integrales y productos lácteos enriquecidos puede incrementar su riesgo de problemas de salud, entre ellos cardiopatía, cáncer y salud ósea deficiente (osteoporosis).

La vitamina A ayuda a la formación y mantenimiento de dientes, tejidos óseos y blandos, membranas mucosas y piel sanos.La vitamina B6 también se denomina piridoxina. La vitamina B6 ayuda a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento de la función cerebral. Esta vitamina también juega un papel importante en las proteínas que participan de muchas reacciones químicas en el cuerpo. Consumir cantidades mayores de proteínapuede reducir los niveles de vitamina B6 en el cuerpo.La vitamina B12, al igual que las otras vitaminas del complejo B, es importante para el metabolismo. También ayuda a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento del sistema nervioso central.La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es un antioxidante que favorece los dientes y encías sanos. Esta vitamina ayuda al cuerpo a absorber el hierro y a mantener el tejido saludable e igualmente favorece la cicatrización de heridas.La vitamina D también se conoce como “la vitamina del sol” debido a que el cuerpo la produce luego de la exposición a la luz solar. De 10 a 15 minutos de exposición al sol tres veces a la semana son suficientes para producir los requerimientos corporales de esta vitamina. Es posible que las personas que no viven en lugares soleados no produzcan suficiente vitamina D. Es muy difícil obtener la vitamina D únicamente de fuentes alimenticias. Esta vitamina le ayuda al cuerpo a absorber el calcio, el cual es necesario para el desarrollo normal y el mantenimiento de dientes y huesos sanos. Asimismo, ayuda a mantener niveles sanguíneos apropiados de calcio y fósforo.La vitamina E es un antioxidante, conocida también como tocoferol. Cumple una función importante en la formación de glóbulos rojos y ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K.La vitamina K no aparece en la lista de las vitaminas esenciales, pero sin ella la sangre no coagularía (solidificarse). Algunos estudios sugieren que es importante para promover la salud de los huesos.La biotina es esencial para el metabolismo de proteínas y carbohidratos, al igual que en la producción de hormonas y colesterol.La niacina es una vitamina del complejo B que ayuda a mantener saludable la piel y los nervios e igualmente tiene efectos hipocolesterolemiantes.El folato actúa con la vitamina B12 para ayudar en la formación de glóbulos rojos y es necesario para la producción del ADN, que controla el crecimiento tisular y la función celular. Cualquier mujer embarazada debe asegurarse de consumir cantidades adecuadas de folato, ya que los niveles bajos de esta vitamina están asociados con defectos congénitos como la espina bífida. Muchos alimentos vienen ahora enriquecidos con ácido fólico.El ácido pantoténico es esencial para el metabolismo de los alimentos e igualmente desempeña un papel en la producción de hormonas y colesterol.La riboflavina (vitamina B2) funciona en conjunto con las otras vitaminas del complejo B y es importante para el crecimiento corporal y la producción de glóbulos rojos.La tiamina (vitamina B1) ayuda a las células corporales a convertir los carbohidratos en energía. Obtener muchos carbohidratos es muy importante durante el embarazo y la lactancia. También es esencial para el funcionamiento del corazón y las neuronas sanas.

Fuentes alimenticias

VITAMINAS LIPOSOLUBLES

Vitamina A:

Frutas de color oscuro.Hortalizas de hoja verde.Yema del huevo.Productos lácteos y leche enriquecidos (queso, yogur, mantequilla y crema de leche).Hígado, carne de res y pescado.

Vitamina D:

Pescado (graso como el salmón, la caballa, el arenque o la perca emperador).Aceites de hígado de pescado (aceite de hígado de bacalao).Cereales enriquecidos.Productos lácteos y leche enriquecidos (queso, yogur, mantequilla y crema de leche).

Vitamina E:

Aguacate.Hortalizas de hoja verde oscura (espinaca, brócoli, espárrago, hojas de nabo).Margarina (hechas de aceite de cártamo, maíz y girasol).Aceites (cártamo, maíz y girasol).Papaya y mango.Semillas y nueces.Germen de trigo y aceite de germen de trigo.

Vitamina K:

Repollo.Coliflor.Cereales.Espinacas.Hortalizas de hoja verde oscura (brócoli, col de Bruselas, espárrago).Verduras de hoja oscura (espinaca, col rizada, hojas de nabo).Pescado, hígado, carne de res y huevos.

VITAMINAS HIDROSOLUBLES

Biotina:

Chocolate.Cereal.Yema de huevo.Legumbres.Leche.Nueces.Vísceras (hígado, riñón).Carne de cerdo.Levadura.

Folato:

Espárragos y brócoli.Remolachas.Levadura de la cerveza.Frijoles secos (moteado, blanco común, poroto, lima).Cereales fortificados.Hortalizas de hoja verde (espinaca y lechuga romana).Lentejas.Naranjas y jugo de naranja.Mantequilla de maní.Germen del trigo.

Niacina (vitamina B3):

Aguacate.Huevos.Panes enriquecidos y cereales fortificados.Pescado (atún y peces de agua salada).Carnes magras.Legumbres.Nueces.Patata.Carne de aves de corral.

Ácido pantoténico:

Aguacate.Brócoli, col rizada y otras hortalizas en la familia del repollo.Huevos.Legumbres y lentejas.Leche.Champiñones.Vísceras.Carne de aves de corral.Patata blanca y camote.Cereales de granos integrales.

Tiamina (vitamina B1):

Leche en polvo.Huevo.Pan y harina enriquecidos.Carnes magras.Legumbres (frijoles secos).Nueces y semillas.Vísceras.Guisantes.Granos integrales.

Piroxidina (vitamina B6):

Aguacate.Plátano (banano).Legumbres (frijoles secos).Carne de res.Nueces.Carne de aves de corral.Granos integrales (la molienda y el procesamiento eliminan mucha de esta vitamina).

Vitamina B12:

Carne.Huevos.Alimentos fortificados como la leche de soya (soja).Leche y productos lácteos.Vísceras (hígado y riñón).Carne de aves de corral.Mariscos.

NOTA: Las fuentes animales de vitamina B13 son absorbidas mucho mejor por el cuerpo que las vegetales.

Vitamina C (ácido ascórbico):

Brócoli.Coles de Bruselas.Repollo.Coliflor.Cítricos.Patatas.Espinaca.Fresas.Jugo de tomate.Tomates.

Efectos secundarios

Muchas personas piensan que si algo es bueno, mucho es mejor, pero esto no siempre es así, ya que las dosis altas de ciertas vitaminas pueden ser tóxicas. Pregúntele a su médico o nutricionista qué es lo mejor para usted.

Las endorfinas

image

Las endorfinas son sustancias naturales sintetizadas por el cerebro que, entre otras cosas, alivian el dolor como sólo pueden hacerlo los opiáceos que incluyen a la morfina, la heroína y la codeína. Sin embargo, las endorfinas no tienen los efectos secundarios que acarrean las drogas al sistema nervioso.

Tal vez tengas algún amigo que no sale del gimnasio o que no puede dejar pasar un solo día sin ir a correr; después de todo, es común que la gente experimente cierta plenitud después de hacer ejercicio. Si la palabra droga significa en su sentido más amplio cualquier sustancia o actividad que modifique el temperamento y cause dependencia física y psíquica, cabe preguntarse si una persona que quiere hacer ejercicio todo el tiempo, que está de mal humor si no lo hace, o que afirma sentirse “liberado” después de hacer ejercicio pesado, se está “drogando” con la actividad física. Un gran número de estudios muestran que el ejercicio vigoroso puede desencadenar (como afirman los que lo practican) sensaciones de felicidad, tranquilidad, euforia y creatividad. Estas sensaciones pueden durar desde unos cuantos minutos hasta varias horas después de haber realizado actividades físicas pesadas. ¿Qué es lo que causa estas respuestas cuando se hace ejercicio?

A pesar de que los estudios científicos se muestran cautelosos para brindar una explicación, desde hace tiempo se sabe que cuando se realizan actividades físicas fuertes el cerebro produce una gran cantidad de sustancias llamadas endorfinas. El doctor Daniel Carr, del Massachusetts General Hospital, registró un aumento significativo en la liberación de endorfinas en grupos de corredores voluntarios y profesionales cuando corrían durante tiempos prolongados.

La principal acción de las endorfinas es bloquear los detectores del dolor en el cerebro. Las zonas del cerebro implicadas en la liberación de endorfinas para producir analgesia se encuentran en el encéfalo y el mesencéfalo. Cuando nos damos un golpe sentimos dolor en el momento mismo, pero al cabo de unos segundos generalmente éste desaparece o se atenúa. Podemos decir que el cuerpo ha reaccionado al dolor sintetizando las endorfinas necesarias para atenuarlo. El dolor que dura un breve periodo nos brinda una señal de vital importancia, pues puede estar indicando que biológicamente algo funciona en forma inadecuada en nuestro cuerpo. Sin embargo, un dolor crónico o de duración prolongada es algo de lo que todos queremos escapar. Según un reconocido atleta de alto rendimiento, “el dolor duele: eso es lo que significa la palabra”.

Curiosamente, las endorfinas tienen una estrecha relación con la liberación de ACTH, una de las hormonas que se liberan durante el estrés. En 1977 los doctores Roger Guillemin y Floyd Bloom del Instituto Salk establecieron que la ACTH y un tipo de endorfina, la beta-endorfina, se originan a partir de la misma proteína, llamada POMC. Ambas sustancias tienen un comportamiento cíclico durante las 24 horas, en las que su liberación aumenta o disminuye dependiendo de la hora del día o las necesidades a las que está expuesto el organismo.

Dentro del cerebro, las endorfinas buscan unirse a los receptores que están en las neuronas para transmitir sus mensajes químicos. Como resultado de la activación por el estrés o el dolor, las endorfinas se liberan y al unirse con los receptores producen efectos de euforia, depresión respiratoria, reducción de la movilidad gastrointestinal y analgesia. Los receptores, sin embargo, también responden al contacto con los opiáceos, es decir, las drogas derivadas de la amapola del opio como es el caso del opio mismo, la morfina, la heroína y la codeína. La administración externa de morfina y heroína como calmantes del dolor para los heridos de guerra generó una dependencia absoluta por parte de los pacientes. Los efectos adictivos de los opiáceos llamaron la atención de los investigadores, pues antes de conocer la existencia de las endorfinas no era fácil explicar por qué una droga tenía un receptor en nuestro cerebro que, aparentemente, estaba diseñado para recibirla a la perfección. ¿Cómo ocurre la dependencia? Las drogas derivadas del opio comparten muchas similitudes bioquímicas con las endorfinas. Para diferenciar un grupo de otro, a las drogas se les llama opiáceos y a las endorfinas se les denomina opioides. Ahora sabemos que los receptores de las endorfinas aceptan la unión con los opiáceos dada su similitud molecular. Así, cuando los receptores en el cerebro obtienen la droga de manera externa disminuye la síntesis de endorfinas. Al aceptar las moléculas de las drogas, los receptores bloquean la posibilidad de unión con las endorfinas naturales. Las drogas actúan y generan, (cuando menos al principio) una sensación de bienestar. Por esto, el cerebro no acepta fácilmente que la droga se le retire. Se ha creado una dependencia en la que el organismo necesita las sensaciones de analgesia y euforia pero ya no puede producirlas en el propio cerebro; al menos, no en las cantidades en las que se le administraban los opiáceos.

Un poco de historia

Desde la más remota antigüedad el hombre utiliza todo tipo de métodos para intentar aliviar el dolor, desde los amuletos hasta los principios activos de las plantas medicinales. Sin embargo, una vez que se descubrieron ciertas drogas, concretamente las derivadas del opio, éstas han sido las preferidas en la lucha contra el dolor debido a su efectividad. Ya en el año 1500 a. C. los egipcios describieron las cualidades medicinales del opio extraído de la amapola; en Grecia el opio se mezclaba con vino y la poción se repartía entre los ejércitos para aliviar el dolor y hacer olvidar las penas a los soldados. El uso del opio en China y posteriormente en Inglaterra dejó entrever que el consumo de este tipo de productos trae dos problemas graves: la adicción y los efectos secundarios. Con todo, en la actualidad los derivados del opio siguen siendo las sustancias más efectivas para combatir el dolor.

En 1972, Huda Akil de la Universidad de California en Los Ángeles descubrió que estimulando eléctricamente ciertas zonas del cerebro de la rata se producía un efecto analgésico en el animal. Este efecto era neutralizado con la Naxalona, una sustancia que revierte también los efectos analgésicos de la morfina. Tal hallazgo parecía mostrar la existencia, ya intuida, de un producto o productos con características semejantes a las de los opiáceos como la morfina, pero sintetizados por el organismo animal. Es decir, era como haber encontrado una especie de morfina interna, capaz de actuar sobre el organismo que la había sintetizado.

En 1975 John Hughes, de Aberdeen, Escocia, logró aislar del cerebro del cerdo dos sustancias que poseían prácticamente la misma actividad opiácea que la morfina, a las que denominó Leucínencefalina y Metionín-encefalina. En un principio se creyó que las encefalinas iban a sustituir rápidamente el uso del opio y sus derivados, pero pronto se descubrió que la duración de su efecto era mucho menor que la de los opiáceos clásicos.

En las membranas neuronales existen unos receptores específicos en los que se fijan las encefalinas. Al fijarse en estos receptores, las encefalinas ocasionan que el impulso nervioso transmitido sufra una disminución; por ello es que funcionan bloqueando el dolor, ya que impiden la llegada al cerebro de los mensajes del “dolor” que provienen de las diversas partes del cuerpo.

A mediados de los años 60, Choh Li, de la Universidad de California en Berkeley, aisló una hormona a la que llamó B-lipotropina, y registró que una porción de ésta tenía propiedades analgésicas. Pronto el mismo grupo de trabajo de Hughes, del que antes hablamos, reconoció que la secuencia de péptidos de la encefalina estaba contenida precisamente en la B-lipotropina de Li. Fue el propio Hughes quien dio el nombre de endorfinas a estos péptidos semejantes a la morfina. Por cierto, el nombre significa “morfina interna”.

El hallazgo de las endorfinas y los receptores de los opiáceos ha llevado a emocionantes descubrimientos en las neurociencias y generado un nuevo interés en el funcionamiento del cerebro y la conducta humana.

A pesar de que se sabe cómo funcionan químicamente las endorfinas, su papel en los procesos fisiológicos no está completamente entendido, pero aun así no dejan de llamar la atención las posibles relaciones entre las endorfinas y una sensación de bienestar o felicidad, justamente lo que algunas personas buscan en las drogas.

¿Forzando cerraduras?

Los estudiosos de los efectos de las drogas opinan que éstas tienen la capacidad de generar respuestas tan dramáticas en nuestro cuerpo porque estamos preparados para reaccionar a ellas, es decir, de forma natural contamos con receptores tanto para las endorfinas como para sustancias bioquímicamente similares.

Algunos investigadores han propuesto modelos para explicar cómo actúan las drogas en nuestro organismo en relación con las endorfinas. Uno de estos modelos propone que el mecanismo de acción de las drogas puede equipararse a una puerta cuya cerradura puede ser abierta por una llave que embona perfectamente (las endorfinas) o por una llave muy parecida (las drogas). El uso de estas últimas hará que se dañe el mecanismo de la cerradura hasta que la puerta quede abierta para siempre. La puerta cerrada con la llave correcta bloquearía el paso del dolor hacia el cerebro; en cambio, la puerta que ha sido forzada varias veces con la llave incorrecta poco a poco dejaría pasar al dolor indiscriminadamente. Así, se requeriría de un mecanismo sucedáneo (el uso creciente de las drogas) para intentar cerrar la puerta. Pues bien, al administrar algunas drogas un cierto número de veces no sólo se destruye la cerradura, sino que también se inhibe la fabricación natural de endorfinas. El caso más patente es el de la heroína. Al consumirla, el heroinómano intenta producir desde fuera lo que su organismo debería hacer por dentro. Efectivamente, vive las primeras veces una sensación de euforia y relajamiento, pues debido a la droga se ha desconectado momentáneamente con aquello que le produce estrés. Pero esto ocurre únicamente con las primeras dosis, en las que está forzando “la cerradura”. Lo terrible del caso (además de la intoxicación y los efectos secundarios que producen) es que la capacidad del cuerpo para segregar y detectar endorfinas va disminuyendo, con lo cual el drogadicto se encuentra cada vez más desprotegido contra el dolor y el estrés. A partir de cierto momento el individuo no usa la droga en busca de esa primera sensación de bienestar o felicidad, sino simplemente para no sufrir.

Además de las llamadas drogas “duras”, otro tipo de estimulantes o relajantes como las llamadas “drogas autorizadas”, entre las que están el alcohol y el tabaco, ejercen efectos nocivos sobre nuestro organismo.

El alcohol produce una reacción de calma y relajación. Cuando se descubrieron las endorfinas se pensó que la absorción del alcohol podía estimular su liberación. En realidad sucede lo contrario: la utilización continua del alcohol anula la capacidad del cuerpo para mantener un flujo correcto de endorfinas. El alcohol es un mero sustituto, pero muy peligroso. Sin duda nos ayuda en un inicio a liberarnos de nuestras inhibiciones, pero a la larga estropearemos la cerradura y evitaremos la fabricación de endorfinas. Después requeriremos del alcohol para evitar el dolor del cuerpo que ya no podrá ser paliado internamente.

Algunos expertos en curar adicciones han llegado a pensar que lo único que puede llevar realmente a abandonar la adicción es buscar un aumento en los niveles naturales de endorfinas. Pero las endorfinas no se pueden administrar desde fuera. Es nuestro propio organismo el que las generará desde adentro, siempre y cuando le ayudemos a encontrar las condiciones propicias para hacerlo.

Elevar el nivel interno de Endorfinas

Aunque no se tiene una idea clara de cómo hacerlo, parece ser que el ejercicio vigoroso, aun por periodos cortos, puede hacer que se eleven los niveles sanguíneos de endorfinas por encima de lo normal, durante varias horas. He aquí entonces la propuesta de un mecanismo para elevar nuestro nivel de “morfinas internas” sin necesidad de recurrir a las drogas que, como ya analizamos, resultan totalmente nocivas.

Hay quienes dudan de esta posibilidad y opinan que el ejercicio provoca una mejoría del estado de ánimo debido a uno de los siguientes mecanismos: el primero propone que simplemente mejora nuestro carácter como resultado de la satisfacción que alcanzamos al lograr una meta. El segundo sugiere que el ejercicio nos distrae del estrés diario. En un estudio con 150 corredores se encontró que se sintieron mejor después del ejercicio los que habían puesto su atención en el paisaje que aquellos que habían pensado en sus relaciones personales.

Sin embargo, hay muchas otras actividades que nos dejan una sensación de logro o que nos distraen sin producirnos el mismo bienestar que el ejercicio, como escuchar música, comer nuestro alimento favorito, ganar un premio, etc. Se ha sospechado que lo que verdaderamente nos mejora el estado de ánimo al hacer ejercicio es el aumento de la temperatura corporal, ya que este efecto ha sido notado en las personas que toman saunas sin hacer ejercicio. Hay también opiniones acerca de que no es el ejercicio en sí lo que nos hace sentir bien, sino el lugar en el que lo hagamos. Se ha demostrado que aquellos que realizan ejercicios al aire libre experimentan un mejoría en el estado de ánimo mayor que quienes realizan ejercicios en lugares cerrados. Esto indicaría que para incrementar la sensación de bienestar quizá no se trata tan sólo del tipo de ejercicio que se realice, sino también del lugar en el que éste se lleve a cabo.

¿Qué significa todo esto? La idea de que las endorfinas son las responsables de que el ejercicio nos procure una sensación de bienestar, euforia y hasta felicidad es quizá una combinación de factores psicológicos y fisiológicos como lo muestran algunas de las pruebas anteriormente mencionadas.

Tips para detectar si haces ejercicio en exceso:

Insistes en ir al gimnasio, a correr, nadar, etc. a pesar de encontrarte enfermo y requerir descanso.Insistes en realizar tus rutinas de ejercicio aún cuando estás lastimado y al ejercitarte puedes agravar tus lesiones.No sientes tranquilidad o plenitud a menos que hayas cumplido con tu rutina diaria de ejerciciosTiendes a aumentar la rutina pues con el tiempo necesitas más y más ejercicio para sentirte relajado.Empiezas a cancelar compromisos sociales y de trabajo con tal de tener tiempo para realizar tus rutinas de ejercicio.

Por lo pronto, tenemos una serie de evidencias que sugieren que en efecto el ejercicio mejora el estado de ánimo al grado de que algunos psiquiatras y psicólogos lo prescriben como parte del tratamiento para la depresión y la ansiedad, por cierto con excelentes resultados.

El ejercicio regula la ansiedad, relaja los músculos tensos y la respiración y altera la bioquímica del cuerpo, de manera que en general se modifica la salud mental. Y aun si éste no fuera el efecto primordial del ejercicio, existen muchos otros procesos que se benefician con la actividad física. Es sabido que el estrés y la ansiedad llevan a patrones de reacciones físicas caracterizados por tensión muscular, respiración rápida y superficial, y estimulación de las glándulas suprarrenales que producen adrenalina. Estas manifestaciones preceden a la llamada “reacción de huida”, en la que el cuerpo se prepara para actuar ante una amenaza. Posiblemente hace millones de años, ésta era una reacción adaptativa. A pesar de que la vida moderna no nos permite reaccionar o huir ante ciertas situaciones amenazantes, seguimos secretando adrenalina durante las situaciones de peligro y es así como esta sustancia se acumula en el cuerpo. La acumulación excesiva de una sustancia que se libera en condiciones de estrés afecta al organismo y, nuevamente, es el ejercicio lo que nos ayuda a liberarnos del exceso de adrenalina.

Por si fuera poco, la actividad física prepara al corazón y a los vasos sanguíneos para enfrentar el estrés de la vida diaria. Cuando se acostumbra al corazón a actuar en mayores grados de exigencia física (como sucede con el ejercicio) puede reaccionar más adecuadamente en situaciones de emergencia.

El ejercicio promueve además la dilatación de la cubierta interna de los vasos sanguíneos, lo que en general mejora el flujo sanguíneo a todos los órganos del cuerpo. También estimula la secreción de óxido nitroso en la sangre. Cuando los tejidos requieren un aporte extra de nutrientes, el óxido nitroso desencadena una señal de dilatación de los vasos sanguíneos que es duradera, proceso que elimina además una carga extra de trabajo al corazón.

Como puedes ver, la liberación de endorfinas es tan solo uno de los beneficios físicos que obtenemos a través del ejercicio. Ahora ya te podrás explicar mejor por qué tus amigos no salen del gimnasio e incluso tal vez alguno sea “adicto” al mismo. Es por esto que, no obstante los beneficios que el ejercicio trae al organismo, cabe mencionar aquí que como en cualquier actividad no es recomendable el exceso y hay que considerar que existen personas “adictas” al ejercicio que insisten en repetir incansablemente sus rutinas aun a costa de su salud. Edward Colt trabajó como médico durante el Maratón de la Ciudad de Nueva York, y reporta que muchos individuos insisten en continuar corriendo a pesar de las lesiones que sufren en las piernas. Algunos incluso pretenden continuar cuando tienen fracturas, argumentando que el ejercicio los relaja lo suficiente como para no sentir el dolor.

Para tener acceso a todos los beneficios que promueve el ejercicio se recomiendan rutinas de ejercicio aeróbico como caminar, correr, nadar y el ciclismo, deportes que elevan sustancialmente la frecuencia cardíaca. Sin embargo, es importante detectar que nuestra necesidad de ejercitarnos no rebase ciertos límites. Si a todos los beneficios causados por el ejercicio constante y vigoroso añadimos la posible liberación de endorfinas, nuestra “droga interna de la felicidad”, ¡qué mejor que habituarnos cuanto antes a esta actividad sana y placentera!

Germen de trigo contiene propiedades medicinales

El germen de trigo tiene muchísimas propiedades pero destaca por su grandísimo aporte de vitamina E, gran antioxidante, o vitamina de la belleza.

germen trigo titanesdelmusculo

¿Qué es el germen de trigo?

Es la parte más nutritiva del grano del trigo que se utiliza como un complemento idóneo para mantener el equilibrio nutricional.

El germen de trigo puede tomarse con los cereales en el desayuno, espolvoreado en ensaladas, zumos, yogur, leche o en forma de perlas.

¿Cuáles son las propiedades del germen de trigo?

  • Recomendado en cansancio intelectual.
  • Eficaz como preventivo de la arteriosclerosis por su aporte en vitamina E.
  • Ayuda en trastornos digestivos.
  • El germen de trigo previene la acumulación de colesterol en las arterias por su contenido en fosfolípidos.
  • Ideal en embarazo, lactancia, crecimiento y estados post-operatorios.
  • Es un aliado de la belleza del cabello, uñas y piel por su aporte en Zinc y vitaminas B.
  • El germen de trigo reduce los azúcares de la sangre por su aporte en Magnesio y vitamina F.
  • La riqueza en fibra del germen de trigo lo convierte en ungran aliado para lograr un buen equilibrio de azúcar en sangre y disfrutar de una buena salud intestinal.
  • Los ácidos grasos esenciales contenidos en el germen de trigo ayudan a disminuir la presión arterial alta y elevan el estado de ánimo.

Información nutricional del germen de trigo

  • El alto porcentaje en proteínas e hidratos de carbono del germen de trigo lo convierten en un complemento magnífico para el organismo desde la edad infantil a la ancianidad.
  • Su contenido en vitamina E, impida la destrucción en el organismo de vitamina A y es indispensable para los músculos, paredes de los vasos sanguíneos y el músculo cardiaco.
  • El germen de trigo tiene un aporte en vitamina F o ácido linoleico, equilibra el organismo, facilitando la asimilación de las grasas, azúcares y proteínas.
  • También nos ofrece vitaminas del grupo B, principalmente B1, B2 y B6.

¿Sabías que el germen de trigo…?

El Germen de trigo gracias a su aporte en vitamina E neutraliza los “radicales libres” evitando el envejecimiento prematuro.

Tomar una cucharada al día de germen de trigo nos proporciona la cantidad recomendada de omega 3.

El germen de trigo se pone rancio con mucha facilidad por lo que una vez que hemos abierto el envase debe ser guardado en el frigorífico muy bien cerrado.

“Es un complemento idóneo, que merece ser incorporado en tu dieta”.

por EBM

La spirulina

images

Tiene una concentración de nutrientes verdaderamente impresionante
La Spirulina es rica en minerales vitaminas (es una fuente natural de B12, necesaria para losvegetarianos), es excelente fuente de proteínas de alta calidad y baja toxicidad (en promedio tiene 65% másproteínas que cualquier otro alimento natural a excepción del huevo). Es rica en ácidos nucleicos RNA y DNA, por lo cual fortalece al sistema inmunológico y regenera el material genético celular. Es rica en clorofila y en ficocianina, un colorante de las algas verde-azules que en experimentos de laboratorio aumenta la tasa de supervivencia de ratones con cáncer de hígado. Por su riqueza en clorofila es un buen destoxificador. Por su riqueza en proteínas ayuda los hipoglucémicos al ingerirla entre comidas.
Reduce el colesterol y ayuda a mejorar la absorción de minerales.

Su descubrimiento y explotación industrial ha representado un gran logro de la industria alimentaria pues genera 20, 40 y 400 veces más proteínas en la misma superficie que la soja, el maíz o el ganado vacuno, respectivamente.

También aporta ácidos grasos esenciales.
Por su alto poder nutricional, su compleja composición y su origen natural, la spirulina constituye una excelente alternativa a los suplementos de multivitaminas multiminerales usada en dosis de 3 a 10 gr. al día. Aunque esa cantidad de spirulina ofrece dosis pequeñas de gran variedad de nutrientes los aporta de forma natural, de suerte que se absorben mejor y actúan con mayor eficiencia que los nutrientes sintéticos.

Composición de la Spirulina
Proteínas = 55-70% Hidratos de Carbono = 15-25% Grasas (lípidos) = 5% Minerales = 7% Agua = 3%

Los Nutrientes de la Spirulina
Puede decirse que la spirulina es un complemento nutricional ideal. La principal razón para considerarla así es que su contenido de proteínas llega hasta 69.5%, en comparación con el contenido del pescado (mackerel) que es sólo el 20%, la carne de res un 19.3%, la soya japonesa un 34.3% y chlorella 47.8%, además, la spirulina tiene una digestibilidad de 95% por lo que es fácilmente absorbida por las membranas intestinales (Dr. Mauricio David, 1982).

Las proteínas
Los criterios modernos para calificar el aporte proteico de un alimento son tres:
1. La utilización neta de proteínas (UNP). Abarca 3 criterios:
a) La calidad de las proteínas, es decir, la cantidad y proporción de aminoácidos esenciales que contiene un alimento. Como el cuerpo no puede sintetizar los aminoácidos esenciales depende de su aporte desde el exterior para poder satisfacer las necesidades de proteína.
Para que un alimento sea buena fuente de proteínas, no sólo debe contener todos los aminoácidos esenciales, sino también una proporción adecuada de estos, pues basta con que uno solo esté presente en baja cantidad para que esto limite la absorción de todos los demás. De suerte que la presencia o no de todos los aminoácidos esenciales y su proporción, es el primer factor que la nutrición moderna toma en cuenta para determinar el aporte proteico de un alimento. Se considera que el huevo contiene la proporción idónea de aminoácidos esenciales y que todos los demás alimentos tienen algún aminoácido limitante en comparación con el huevo.
b) Digestibilidad: se refiere a la proporción en que las proteínas pueden ser absorbidas por el intestino humano, es decir, que la composición del alimento sea factible de ser atacado por los sistemas enzimáticos del tubo digestivo humano.
La spirulina es altamente digerible, pues a diferencia de la chlorella, por ejemplo, no contiene celulosa en la pared celular, por ello resulta muy útil para tratar pacientes con síndrome de mala absorción.
c) Valor biológico: se refiere a la proporción de las proteínas conservadas por el organismo.
Tomando en cuenta estos 3 valores se calcula la utilización neta de la proteína. Según la clasificación de la UNP ofrecida por Robert Henrikson (1994), el huevo seco alcanza un valor de 94, seguido por los lácteos con 82-70, el pescado 80, la carne 67 y la spirulina 62% (ver tabla anexa).
2. La cantidad de proteínas: Además de la UNP se debe tomar en cuenta la cantidad de proteínascontenidas en un alimento. Esto se refiere a la proporción de proteína por relación con el peso del alimento. Así, por ejemplo, los alimentos animales contienen, por lo general, más proteínas que los alimentosvegetales, y algunos alimentos vegetales destacan por contener mucha proteína como la soja, la levadura de cerveza, el polen, la spirulina, etc.
3. El porcentaje de proteínas útiles: Por último, los modernos nutricionistas sintetizan estos diversos criterios al multiplicar la cantidad de proteína por la utilización neta de proteínas.
Así se obtiene el valor de proteínas útiles de un alimento. Según este criterio, la spirulina ocupa el segundo lugar después del huevo, está pues, por arriba de todos los demás alimentos.
ALIMENTO PROTEÍNA ÚTIL % UNP % % DE PROTEÍNA

  • Huevo seco entero 44 94 47
  • Spirulina 40 62 65
  • Leche en polvo desnatada 30 82 36
  • Queso parmesano 25 70 36
  • Harina de soja integral 23 61 37
  • Levadura de cerveza 23 50 45
  • Germen de trigo 18 67 27
  • Pescado 18 80 22
  • Pollo 16 67 24
  • Carne de buey 15 67 22
  • Ajonjolí 11 60 19
  • Cacahuates 10 38 26
  • Harina de avena integral 10 66 15
  • Harina de trigo integral 9 63 14
  • Tofu húmedo 5 65 8
  • Arroz integral 5 60 8

4. La biotoxicidad de la proteína: A lo anterior debemos añadir el criterio fundamental, aunque olvidado por las ciencias biomédicas modernas: lo que los promotores del higienismo y del naturismo han denominado toxicidad de las proteínas cadavéricas, es decir, los residuos que deja y la cantidad de sustancias que se generan durante su
digestión y que deben ser expulsadas por el organismo.
La spirulina, desde esta perspectiva, es altamente ventajosa por varios motivos:

  • Es baja en grasas saturadas a diferencia de los lácteos y las carnes.
  • Aporta ácidos grasos esenciales, que están ausentes en la carne, huevo y lácteos.
  • Es también baja en calorías, por lo cual no constituye una fuente de proteínas que genere obesidad.
  • Se cultiva en aguas alcalinas que de suyo contienen muy pocas bacterias, la cantidad de bacterias presentes en la spirulina, aún cuando no sea sanitizada, es por lo general, insignificante. Muy al contrario de lo que ocurre con la proteína animal.
  • Regenera la flora intestinal.
  • No genera reacciones de putrefacción como la lactosa de la leche, ni residuos mucoides como la proteína láctea.
  • Es poderoso activador de mecanismos celulares de destoxificación por su riqueza en clorofila, carotenoides y otros compuestos.
  • No recarga de residuos tóxicos ni al hígado ni a los riñones, por el contrario, los nutre y los protege.
  • A diferencia delos animales de engorda, cuya carne contiene grandes cantidades de antibióticos y de otros químicos utilizados durante la crianza, la spirulina no está contaminada con este tipo de agentes químicos.

Composición de aminoácidos de la spirulina

  • Aminoácidos esenciales En 10 g. % total
  • Fenilalanina 280 mg. 4,5%
  • Isoleucina 350 mg. 5,6%
  • Leucina 540 mg. 8,7%
  • Lisina 290 mg. 4,7%
  • Metionina 140 mg. 2,3%
  • Treonina 320 mg. 5,2%
  • Triptófano 90 mg. 1,5%
  • Valina 400 mg. 6,5%
  • Aminoácidos no esenciales
  • Ácido aspártico 610 mg. 9,8%
  • Ácido glutámico 910 mg. 14,6%
  • Alanina 470 mg. 7,6%
  • Arginina 430 mg, 6,9%
  • Cistina 60 mg. 1,0%
  • Glicina 320 mg. 5,2%
  • Histidina 100 mg. 1,6%
  • Prolina 270 mg. 4,3%
  • Serina 320 mg. 5,2%
  • Tirosina 300 mg. 4,8%
  • Aminoácidos totales 6.200 mg. 100,0% Fuente: Earthrise Farms, 1982.

Lo más sobresaliente es que las proporciones recíprocas de estos aminoácidos esenciales son muy aproximadas a la norma o recomendación de la FAO; por lo que puede decirse que no hay un factor limitativo por la asimilación de aminoácidos contenidos en la spirulina. Esta observación es de mucha importancia y explica el coeficiente elevado de asimilación de las proteínas de la spirulina y su eficiencia para la reconstrucción de los tejidos del cuerpo humano y la vitalidad celular.

Las vitaminas en la spirulina
La spirulina destaca como fuente natural de betacaroteno, siendo tal vez el alimento más rico en dicha vitamina, contiene 10 veces más que la zanahoria.
Como todos sabemos, el betacaroteno es usado por el cuerpo para producir vitamina A. Estas dos sustancias son útiles para diversas funciones vitales:
mejoran la visión, protegen las mucosas, fortalecen el sistema inmunológico, reducen el colesterol y el riesgo de cáncer.
Por otra parte, la spirulina es una buena fuente de B12, por lo cual debería constituir un complemento usual en la dieta de los vegetarianos. Aporta cantidades importantes de otras vitaminas del complejo B, así como otras vitaminas:

VITAMINAS EN 10 GR. RDAa EE.UU % RDAa

  • Vitamina A (betacaroteno) 23.000 UI 5.000 UI 460
  • Vitamina B1 (tiamina) 0,31 mg. 1,5 mg. 21
  • Vitamina B2 (riboflavina) 0,35 mg. 1,7 mg. 21
  • Vitamina B3 (niacina) 1,46 mg. 20,0 mg. 7
  • Vitamina B6 (piridoxina) 80 mcg. 2,0 mg. 4
  • Vitamina B12 32 mcg. 6 mcg. 533
  • Vitamina C * 60,0 mg. *
  • Vitamina D * 400 UI *
  • Vitamina E (alfa-tocoferol) 1 UI 30 UI 3
  • Ácido fólico 1 mcg. 400 mcg. *
  • Ácido pantoténico 10 mcg. 10 mg. 1
  • Biotina 0,5 mcg. *
  • Inositol 6,4 mg. *

RDA: ingesta diaria recomendada Fuente: Earthrise Farms 1982-1988
* Sin datos disponibles

Los minerales en la spirulina
La spirulina proporciona una amplia gama de minerales en forma natural, por lo cual son fácilmente absorbidos por el organismo y tienen una mayor eficacia en nuestro cuerpo.
La spirulina es una buena fuente de calcio (a igualdad de peso aporta 10 veces más que la leche), de hierro, de manganeso, de cromo y de magnesio (véase tabla adjunta). Además aporta zinc, germanio y cobre.

MINERAL EN 10 GR. RDAa EE.UU. % RDA

  • Calcio 100 mg. 1.000 mg. 10
  • Hierro 15 mg. 18 mg. 83
  • Zinc 300 mcg. 15 mg. 2
  • Fósforo 90 mg. 1.000 mg. 9
  • Magnesio 40 mg. 400 mg. 10
  • Cobre 120 mcg. 2 mg. 6
  • Yodo * 150 mcg. *
  • Sodio 60 mg. 2-5 g. 1
  • Potasio 160 mg. 6 g. 3
  • Manganeso 500 mcg. 3 mg. 17
  • Cromo 28 mcg. 200 mcg. 16
  • Germanio 6 mcg. *
  • Selenio 2 mcg. 100 mcg. 2

RDA: ingesta diaria recomendada
Earthrise Farms 1982-1988
*Sin datos disponibles
Como se ve, en cuanto aporte de minerales, la spirulina destaca, ante todo, como fuente de hierro. De hecho, como afirma Henrikson, es el alimento más rico en hierro, y contiene hasta 20 veces más que los alimentos usualmente señalados como buena fuente del mismo (ver la tabla siguiente).

Contenido de Hierros en la Spirulina y otros Alimentos

  • Spirulinaa 150,0
  • Chlorellab 130,0
  • Avellanas 8,1
  • Pistacho 6,7
  • Anacardo 6,4
  • Hígado de buey (frito) 5,7
  • Pan de trigo integral 3,2
  • Judías pintas y blancas (cocidas) 3,0
  • Espinacas (crudas) 2,7
  • Hamburguesas (de carne magra, cocinadas) 2,7
  • Uvas con semillas (moscatel) 2,6
  • Huevos 2,0
  • Chuletas de cordero (cocidas) 1,8
  • Gambas 1,8
  • Cuajada de soja 1,8
  • Brotes de soja 1,6

Earthrise Farms 1982-1988b YSK Inst. Corp.Fuente: Departamento de agricultura de Estados Unidos
Pero además, el hierro de la spirulina, según lo señalan varios estudios citados por Henrikson, se absorbe dos veces mejor que el que se encuentra en los vegetales y en la mayor parte de las carnes.

Ácidos grasos esenciales
La spirulina aporta cantidades interesantes de ácido gammalinolénico cuya deficiencia en la dieta moderna está relacionada con numerosos padecimientos. Según Henrikson (1994), 10 grs. de spirulina aportan en promedio 546 mg. de ácidos grasos, de los cuales, en promedio, 225 son de linoleico y gammalinoleico. Esto Equivale a 2 cápsulas de aceite de prímula y representa entre un 8 y 14% de los requerimientos mínimos diarios. De suerte que la spirulina puede considerarse como una buena fuente de ácidos
grasos esenciales. Dada la amplitud de las aplicaciones de los ácidos grasos en la salud no puedo extenderme aquí sobre el asunto, simplemente digamos que son un componente básico de todas las membranas celulares y que intervienen de manera determinante para el buen funcionamiento de los siguientes tejidos y/o sistemas: piel y faneras, ojos, cerebro y sistema nervioso, glándulas y sistema inmunológico.
Los efectos de la estimulación sexual comprobados en cerdos, peces y ratones alimentados con dosis moderadas de spirulina, se relacionan con la presencia de ácido gamma-linolénico. Además, el ácido gamma-linolénico es indispensable para lograr un buen parto y para el desarrollo de los recién nacidos.
En el estudio toxicológico del alga spirulina realizado por el Dr. G.
Chamorro se observa, en el informe histológico, un aumento de los índices de fertilidad y lactación en las ratas hembras, con alimentación complementada con spirulina; mientras que los machos tienen un mayor desarrollo de las vesículas seminales, es decir, de la potencia sexual.
El ácido linolénico es fácilmente oxidable, pero la presencia natural de tocoferol (vitamina E) en la spirulina, actúa como protector de
óxido-reducción natural y asegura su conservación.

Contenido en ácidos grasos esenciales de la spirulina por 10 g. % del total

  • Mirístico 1 mg. 0,2%
  • Palmítico 244 mg. 45,0%
  • Palmitoleico 33 mg. 5,6%
  • Heptadecanoico 2 mg. 0,3%
  • Esteárico 8 mg. 1,4%
  • Oleico 12 mg. 2,2%
  • Linolénico 97 mg. 17,9%
  • Gamma-linolénico 135 mg. 24,9%
  • Otros 14 mg. 2,5%
  • Total 546 mg. 100,0%

Fuente: Earthrise Farms, 1988

Pigmentos de la spirulina
La spirulina es rica en pigmentos naturales, los cuales poseen cada uno amplias propiedades terapéuticas:
Clorofila: la spirulina es una de las mejores fuentes de clorofila. Este pigmento que da el color verde a las plantas es un potente depurador y desinfectante a nivel intestinal, hepato biliar y pulmonar. Además, se considera que por su similitud con la hemoglobina, la clorofila puede ayudar (si hay buen aporte de hierro) a combatir la anemia. Y la spirulina aporta clorofila y hierro al mismo tiempo.
La clorofila constituye el 1,1% de la spirulina, lo cual representa un nivel muy alto.
Carotenoides: la spirulina es una buena fuente de carotenoides. Contiene betacaroteno, xantofilinas, criptoxantina, equinenoma, zeaxantina y luteína.
En conjunto representan el 0,37% de la composición total de la spirulina.
Las investigaciones modernas han mostrado que estos compuestos constituyen potentes antioxidantes que nos protegen de múltiples enfermedades, entre ellas el cáncer. Son esenciales para la salud ocular.
El betacaroteno es un nutriente que está presente en muchas frutas y verduras, especialmente en aquellas de color amarillo, anaranjado o verde oscuro. Además de su poder para curar el cáncer, comprobado por numerosos estudios, tanto experimentales con animales, como dietéticos en humanos y clínicos con pacientes de cáncer, el betacaroteno es uno de los estimulantes naturales del sistema inmunológico (Ross Pelton, 1994). Por su parte el Dr.
Atkins (1999) señala lo siguiente: “Prescribo beta caroteno natural de manera rutinaria a todos mis pacientes con virus crónicos y con infecciones agudas y crónicas. De acuerdo con la investigación, dosis de beta caroteno mayores de 30 mg. tomadas por más de dos meses produjeron un aumento significativo de la función del sistema inmunológico. Llama la atención una carencia del nutriente entre personas con SIDA. Un estudio encontró que más de 70% de los pacientes con SIDA estaban por debajo del rango normal de niveles de beta caroteno, y otro estudio encontró una reducción de 13 veces del nutriente en niños con SIDA. Más sobre el asunto: dosis de 180 mg. diarios han ayudado a pacientes con SIDA a invertir el agotamiento de sus células inmunitarias”.
Ficocianina: es el pigmento principal de la spirulina. Es un compuesto proteico y constituye hasta el 20% del peso total de la microalga. La ficocianina contiene iones de magnesio y de hierro, por lo cual pudo haber sido la precursora de la clorofila y de la hemoglobina. La investigación moderna ha mostrado que fortalece al sistema inmunológico y combate el cáncer.
Pigmentos naturales de la spirulina

  • Pigmentoa En 10 g. % del total
  • Ficocianina (azul) 1.500-2.000 mg. 15-20%
  • Clorofila (verde) 115 mg. 1,15%
  • Carotenoides (anaranjado) 37 mg. 0,37%
  • Betacaroteno 14 mg. 0,14%

Fuente: Earthrise, 1988.

Algunos estudios científicos sobre los beneficios de la Spirulina

Reducción de colesterol
Diversos estudios han demostrado que la spirulina reduce el colesterol en ratas de laboratorio. También, estudios con humanos realizados en Alemania y en Japón han mostrado que reduce el colesterol. En un estudio realizado por el Departamento de Medicina Interna de la Universidad de Tokai, el uso de spirulina (4,2 gr. al día) generó una disminución de 4,5% del colesterol en 4 semanas. Los triglicéridos bajaron levemente, pero el colesterol LDL (o colesterol nocivo) bajó notoriamente.
Además, disminuyó el índice de arteriosclerosis. El consumo de spirulina fue el único cambio introducido en la dieta de estos pacientes. No se observaron efectos secundarios nocivos.
El efecto hipocolesteromiante de la spirulina puede deberse a su riqueza en carotenoides y en ácidos grasos. La spirulina también ayuda a remover depósitos grasos en el hígado.

Prevención y tratamiento del cáncer
Como ya dije, la spirulina es rica en carotenos y es la fuente de betacaroteno más rica que se conoce. En este punto vale la pena destacar el hecho de que los carotenos de origen natural son más potentes que los sintéticos, como lo demostró un estudio israelí realizado en 1987 sobre el betacaroteno: el natural se absorbe mejor porque contiene un isómero denominado q-cis que falta en el sintético. En la Escuela de Medicina Dental de la Universidad de Harvard se llevaron a cabo estudios con animales para prevenir o tratar tumores bucales en ratones de laboratorio con excelentes resultados.
Numerosos estudios sobre diversos tipos de cáncer (de seno, de piel, uterino, de pulmón de esófago, gastrointestinal, de colon, de vejiga, de páncreas, etc.) han demostrado que el consumo regular de carotenoides provenientes de la zanahoria, puede disminuir el riesgo de contraer cáncer.
Un estudio realizado en la Universidad de Nueva York en Búfalo, encontró que el consumo diario de zanahoria disminuía hasta un 50% el riesgo de sufrir tumores malignos. Recuérdese que la spirulina contiene, a igualdad de peso, 10 veces más betacaroteno que la zanahoria y proporciona una gama amplia de carotenoides. Además, la absorción de los carotenoides se optimiza en
presencia de grasa en el tubo digestivo, de modo que el aporte de ácidos grasos de la spirulina mejora el aprovechamiento de los carotenoides de dicha alga. Y por si fuera poco, la spirulina aporta, además, ficocianina que, como ya dije, tiene acción cancerígena.

Salud del colon
La spirulina resulta un excelente aliado para tratar padecimientos del colon. Esto es así por varios motivos:

  • Es una proteína altamente digerible. Es decir, que no genera residuos toxémicos, ni bacterianos en los intestinos ni promueve irritación del colon como la lactosa de la leche que al no ser digerida produce cólicos y diarreas.
  • La spirulina no produce reacciones alérgicas como otros tipos de proteínas.
  • La spirulina contribuye, por su riqueza en clorofila, a destoxificar el colon.
  • Por si fuera poco, el consumo regular de spirulina mejora la proliferación de la flora intestinal, misma que como sabemos optimiza la digestión y absorción de nutrientes, nos protege de infecciones y fortalece el sistema inmunológico.

En su bien documentado libro sobre la spirulina, Henrikson cita un interesante estudio realizado con ratas de laboratorio y comenta lo siguiente:
“Los resultados de alimentar a las ratas con un 5% de spirulina durante 100 días fueron los siguientes: [en comparación con un grupo de control]:
1) aumento del peso del ciego en un 13 por ciento; 2) aumento de la población de lactobacilo en un 327 por ciento; y 3) aumento del contenido de vitamina B1 del ciego en un 43%. Como la spirulina no aporta vitamina B1, hay que deducir que aumenta su absorción”.
Esta virtud de la spirulina la convierte en un suplemento útil para numerosos padecimientos en los cuales resulta benéfico fortalecer la flora intestinal, como por ejemplo: problemas intestinales crónicos y síndrome de mala absorción acompañado por infecciones (como en el SIDA); en candidiasis, durante y después del curso de un tratamiento con antibióticos, para combatir niveles altos de colesterol, cuando hay problemas de acné o psoriasis, en casos de infecciones vaginales, en cuadros alérgicos y en diversos padecimientos crónicos como artritis y cáncer, etc.

Protección de los riñones
Estudios realizados en Japón mostraron en experimentos con ratas que la spirulina reduce la nefrotoxicidad del mercurio y de 3 medicamentos comunes: para-aminofenol (analgésico), gentamicina (antibiótico) y cis-dicloro-diamino-platino (anticanceroso). En todos los casos se midieron los valores de nitrógeno de urea en sangre y de creatinina en suero, dos elementos que permiten detectar daño renal.
Al alimentar a las ratas con una dieta formada en 30% por spirulina se obtuvieron resultados espectaculares: la inyección de una dosis elevada de mercurio inorgánico a las ratas elevó el nivel de nitrógeno de urea en un 310% y el de creatinina en 198%. Después de administrar la spirulina la reducción fue del 209% y 157% respectivamente. Los resultados fueron similares al administrar los 3 medicamentos mencionados.
Este papel nefroprotector de la spirulina la convierte en un aliado para tratar la intoxicación por metales pesados, en cuyo caso puede combinarse con dosis altas de vitamina C. Resulta igualmente interesante su uso en pacientes con padecimientos crónicos de los riñones

Anemia
En estudios con humanos, el consumo de spirulina recupera rápidamente los niveles de hierro, pues como ya dijimos, no sólo lo contiene en cantidades importantes sino en forma fácilmente absorbible.
En un estudio japonés con 8 mujeres que seguían regímenes para mantener peso bajo y presentaban anemia por deficiencia de hierro, se administraron 4 gr. al día de spirulina después de las comidas. En 30 días sus niveles de hemoglobina habían subido hasta el 21% (antes fluctuaban entre 10,9 y 13,2%).
El resultado favorable en estos casos se debe a la eficacia de la spirulina, lo que no ocurre con medicamentos de fierro, ya que la spirulina es un alimento natural que contiene proteína de alta calidad, asociada con varias vitaminas y minerales y en consecuencia no tiene efectos anormales, aun cuando se consuma durante periodos prolongados.

Desnutrición infantil
La ingestión de 10 gr. al día de alga spirulina lleva a una rápida recuperación en la desnutrición de los niños. Así lo demuestran estudios realizados en numerosos países, como México, Rumania, China, Togo, etc.

La spirulina y el SIDA
Son numerosas las razones por las cuales los pacientes aquejados de SIDA o simplemente infectados por el VIH deberían consumir la spirulina:
Investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos anunciaron en 1989 que algunos agentes químicos de las algas verde-azules se habían mostrado notablemente activos contra el VIH. Se trata de las porciones sulfolipídicas presentes en los glucolípidos de las algas verde-azules.

  • La spirulina fortalece la inmunidad y protege contra infecciones.
  • La spirulina mejora la flora intestinal y la absorción.
  • La spirulina aporta una amplia gama de nutrientes de fácil asimilación .
  • Es útil entonces para combatir el síndrome de mala absorción y la desnutrición tan frecuentes en los pacientes con SIDA.

Obesidad
Se sabe que la sensación de hambre es un mecanismo de defensa del organismo y que está ligada con el nivel de proteínas o sus derivados (lipoproteínas) en la sangre. Cuando arrecia el hambre, una buena práctica consiste en ingerir 3 a 5 gramos de spirulina media hora o una hora antes de cada comida con un vaso de agua o, en caso de olvido, al tiempo de tomar los alimentos.
El nivel de las lipoproteínas sube y desaparece la sensación de hambre. Al mismo tiempo el organismo recibe las vitaminas y los minerales requeridos. Por otra parte, gracias a la presencia del ácido gammalinolénico se sintetizan las hormonas prostaglandinas que coadyuvan a la movilización de las reservas adiposas o exceso de grasa en el organismo para satisfacer las necesidades en calorías del metabolismo global. Al mismo tiempo, la ferredoxina aminora la sensación de fatiga y se supera la ansiedad de hambre.

Dramático mejoramiento en diabéticos gracias a la spirulina
En una serie de pruebas clínicas, se prescribió la spirulina además de una dieta adecuada. “Se administraron 7 tabletas (de 500 mg) tres veces al día, con un total de 21 tabletas.”
En las pruebas, se administraron 50 gramos de glucosa cuando el estómago estaba vacío. Antes de la prueba, en el caso I el nivel de azúcar en la sangre se encontraba en 128; a los 30 días bajó a 116 y a los 60 días a 96 (el nivel normal puede considerarse menos de 100). En el caso II el nivel estaba en 176, a los 30 días bajó a 122 y a los 60 se redujo a 102. En el caso III antes del tratamiento el nivel era de 212, 30 días, después era 172 y en 60 días disminuyó a 180 (datos del cuadro comparativo de fichas clínicas).

Salud del hígado
¿Cómo puede protegerse la salud del hígado?, La respuesta es simple: siempre tomar en cantidad suficiente proteínas. El 70% del hígado es proteína y las numerosas enzimas que le permiten realizar sus funciones químicas suavemente están derivadas de la proteína. Aproximadamente el 40% del peso del hígado, aún cuando esté sano es de grasa, pero cuando la proporción de la grasa aumenta más del 10% se considera ya un hígado grasoso debido a que hay insuficiente proteína. Esto ocurre principalmente con los alcohólicos y si en estas condiciones no es tratado el hígado, su estado progresará a la cirrosis.
En casos de hepatitis se administraron 7 tabletas tres veces al día de spirulina con total de 21 tabletas diariamente. No se suministró medicamento alguno, aparte de la dieta nutritiva y la spirulina.
Cada 15 días se hicieron los análisis de sangre y pruebas de funcionamiento del hígado; “los resultados en todos los casos comprobaron que las funciones del hígado mejoraron considerablemente”.
… En todos los pacientes el nivel del colesterol regresó muy cerca del valor ideal de 180-220 mg. por cc. en la sangre [...]. Estos resultados se deben a las propiedades de la spirulina que contiene proteínas de alta calidad y además numerosas vitaminas naturales que mejoran a los pacientes [...]. Algunos doctores predicen que la hepatitis crónica llegará a ser un problema nacional de Japón..

Problemas estomacales
Como se sabe, la clorofila tiene el efecto de desinflamar las membranas mucosas del estómago y los conductos bronquiales por lo que es usada en la medicina alópata en el tratamiento de gastritis, úlcera gástrica y bronquitis.
Como la spirulina contiene una importante cantidad de clorofila, para impedir la inflamación de la membrana mucosa del estómago, puede tener un efecto terapéutico para estos problemas sin ser un medicamento y puede ayudar a completar la alimentación.

Pancreatitis
El páncreas tienen dos funciones importantes, una es la de producir las hormonas insulina y glucagon, que regulan el nivel de azúcar en la corriente sanguínea, particularmente la insulina. La otra función, es la de enviar al duodeno 7 clases de enzimas para la digestión de 3 nutrientes importantes:proteínas, grasas y azúcares.
La pancreatitis es difícil de detectar cuando es debida al alcoholismo, a exceso de alimentos grasos o a cálculos hepáticos. Cuando los cálculos llegan a obstruir el conducto del páncreas, hay una anormal y elevada secreción de fluido pancreático; la presión en el ducto del páncreas eleva la secreción de bilis y el fluido pancreático vuelve al ducto, con lo cual se genera una autodigestión de tejidos del páncreas, pues la tripsina producida por dicho órgano desintegra las proteínas.
El páncreas inflamado presenta varios síntomas. Pueden aparecer náuseas, vómitos, sensación de inflamación en el abdomen superior o diarrea. La dieta es decisiva en el tratamiento de pancreatitis, afirma el doctor Tanaka, del Kyoto Medical College: la spirulina es una proteína bien balanceada, de alta calidad, que constituye un alimento con alto grado de digestibilidad. Además su contenido de grasa es muy bajo con abundantes minerales y vitaminas, por lo que existe la posibilidad de que pueda armonizar el metabolismo de nutrientes en los pacientes con pancreatitis en ambas funciones del páncreas: interna y externa, operando sus funciones de secreción en bajos niveles. Ya que la spirulina contiene, en relación con otros vegetales, 2 a 3 veces más clorofila A´–que es un inhibidor de la tripsina-, es de esperarse que también pueda ser efectiva como antienzima.

Los ojos
“Yo uso la spirulina para complementar los medicamentos en enfermedades de los ojos” afirma Yoshito Yamazaki.
Desde 1976 el Dr. Yamazaki inició el empleó de spirulina y ha venido comprobando y registrando sus resultados con ese alimento y medicamentos internos y externos en las enfermedades de los ojos.
Los casos comprendidos han sido de cataratas en personas mayores de edad, retinitis causada por diabetes, retinitis, alta presión y endurecimiento de los vasos retinales (angioesclerosis).
Con base en este uso, sostiene que en 90% de 480 casos de cataratas en personas de avanzada edad, el progreso de la enfermedad fue detenido y la visión fue mejorada. Buenos resultados también se lograron en 320 casos de alta presión y angioesclerosis retinal. No obstante que hay sólo un número reducido de casos, estamos obteniendo resultados espectaculares, comenta el Dr. Yamazaki, dando 30 tabletas de spirulina diariamente a los pacientes, con la combinación de uno o dos medicamentos. Esta combinación es empleada cuando la hemorragia retinal es severa en casos de retinitis nefrítica y retinitis diabética. Para las cataratas prescribe gotas para los ojos, y medicamentos, junto con la spirulina.
La dosis de spirulina fue de acuerdo con la gravedad de la enfermedad, por ejemplo, en los casos ligeros, se dieron 10 tabletas después del desayuno y de la comida, en otros casos se dieron 10 tabletas después de cada comida, es decir 30 al día.

Indicaciones

  • Por su amplia gama de nutrientes presentes de forma natural y de fácil absorción el consumo regular de la spirulina es útil para quienes deseen un suplemento multivitamínico multimineral de forma 100% natural.
  • Indicada para situaciones que requieren óptimos niveles nutricionales: deportistas, niños, embarazo, periodos de gran actividad física o intelectual, etc.
  • Por su alto contenido de aminoácidos es útil para deportistas de alto rendimiento.
  • En personas con desnutrición y casos de mala absorción intestinal.
  • Por su aporte de ácidos grasos esenciales es útil en todas las patologías en los cuales estos están indicados: problemas oculares, problemas de tejido nervioso, problemas de la piel, alteraciones nerviosas, problemas cardiovasculares, alteraciones del sistema inmunológico, problemas del sistema endocrino.
  • Para combatir la anemia por falta de hierro.
  • Por su riqueza en clorofila es útil como desinfectante a nivel de intestinos, vesícula biliar, aparato respiratorio y sangre.
  • Por su riqueza en carotenoides y pigmentos, la spirulina ha demostrado ser muy eficaz para combatir el cáncer y diversas infecciones, incluyendo el VIH/SIDA, además actúa como potenciadora del sistema inmunológico.
  • Para llevar a cabo ayunos y tratamientos depurativos.
  • En destoxificación de metales pesados y en el tratamiento de daño crónico del riñón.
  • En todos los padecimientos en los cuales se recomienda mejorar el estado de la flora intestinal: infecciones frecuentes, molestias digestivas, problemas de la piel, toxemia hepática, cáncer, artritis, infecciones vaginales, alergias, estreñimiento y padecimientos intestinales, etc.
  • Para reducir los niveles de colesterol y depósitos grasos del hígado.
  • Para ayudar a pacientes con alteraciones del metabolismo de los carbohidratos (diabetes e hipoglucemia).
  • En los diabeticos.
  • Como tonificante y energizante en personas decaídas o pacientes de la 3ra. edad.
  • Modulación del envejecimiento y generación celular: diversos autores consideran que los alimentos ricos en ácidos nucleicos (ADN y ARN) como la spirulina o la chlorella contribuyen a modular los procesos de envejecimiento.
  • En casos de obesidad.
  • Como hepatoprotector en casos de hepatitis, hígado graso, cirrosis y cáncer de hígado.
  • En problemas oculares: cataratas, incremento de la presión intraocular, en retinitis, hemorragias retinianas, en daños de la retina por diabetes. La spirulina aporta luteína, zeaxantina y demás carotenoides esenciales para la salud ocular.

Dosis
Normalmente se recomienda el consumo de 10 tabletas al día de alga spirulina. Pero en algunos padecimientos se requieren dosis mayores, he aquí una lista:

  • Colesterol alto: 4 gr. al día (10 tab. en 3 tomas).
  • Cáncer: 1 cda. sopera de spirulina en polvo 3 veces al día diluida en un vaso de jugo de zanahoria con betabel u otro jugo.
  • Salud gastrointestinal: 3 a 5 tabletas de spirulina, 3 veces al día.
  • Intoxicación por metales: 1 cda. sopera de spirulina en polvo 3 veces al día.
  • Daño renal por metales pesados o por medicamentos: 1 cda. sopera de spirulina en polvo 3 veces al día.
  • Para pacientes inmunosuprimidos y/o con VIH/SIDA: 1 cda. sopera de spirulina en polvo 3 veces al día.
  • Anemia: 3 a 5 tab. 3 veces al día, después de los alimentos. En casos severos aumentar la dosis.
  • Desnutrición infantil: 3 a 5 tab. 3 veces al día.
  • Obesidad: tomar 10 tab. de spirulina o 1 cda. sopera de spirulina en polvo, 1 o ½ hr. antes de cada alimentos. Se puede tomar al comenzar a ingerir los alimentos si olvidó tomarla a su hora.
  • Diabetes (daño de la retina): tomar 10 tab. o 1 cda. sop. de spirulina en polvo, 3 veces al día o más.
  • Salud del hígado (hepatitis, hígado graso, cirrosis): tomar 10 tab. o 1 cda. sopera, 3 veces al día o más.
  • Pancreatitis: tomar 10 tab. o 1 cda. sopera, 3 veces al día o más.
  • Problemas oculares (cataratas, daño de la retina, alta presión
    intraocular): tomar 10 tab. o 1 cda. sop. de spirulina en polvo, 3 o 4 veces al día.

Efectos Secundarios 
Otros de los atractivos de la spirulina es su altísimo margen de seguridad. La spirulina fue consumida durante siglos por las culturas del valle de México y algunas culturas africanas en cantidades importantes. A partir de su redescubrimiento por la ciencia occidental, millones de personas la consumen mundialmente en dosis que van de 3 a 20 o más gramos sin ningún problema.
En 1980, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial patrocinó un estudio con animales. La spirulina representaba entre el 10 y el 35% de la dieta. No se observaron daños de ninguna clase en tres generaciones observadas durante el estudio. No se observaron tampoco síntomas que pudieran relacionarse con metales pesados, alto consumo de ácidos nucleicos, plaguicidas o bacterias.
Un factor que ha generado cierta preocupación es el alto aporte de ácidos nucleicos (ADN y ARN) al consumir spirulina. Esta alga contiene en promedio 4% de dichos ácidos, un nivel relativamente bajo si se compara con la chlorella y otras algas y levaduras que alcanzan del 6 al 11%. Hay quienes afirman que un alto consumo de ácidos nucleicos pueden generar elevación de los niveles de ácido úrico. Pero según un estudio citado por Henrikson, el
consumo de 50 gr. al día de chlorella (que aportan 30 gr. de proteínas) no produjo elevación del ácido úrico.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 510 seguidores